Aurocha

la historia de aurocha

Comer bien, disfrutar de la comida, que sea un placer, no una obligación. Estas han sido siempre nuestras premisas.

Dos amigos que vieron en una de sus pasiones, la gastronomía, en concreto la carne, que tenía carencias. Esta es la historia de Aurocha.

Barbacoas con productos de calidad discutible, cortes de ternera de sabores monótonos…

¿Porqué hay infinidad de sitios, en cualquier punto de la península, donde comprar frutas y verduras, de alta calidad, directamente del campo o pescaderías con un pescado y marisco muy fresco y no pasa lo mismo con la carne?

Carne de calidad también había, pero era difícil encontrar esos cortes espectaculares y sabrosos que se pueden degustar en algunos de los mejores restaurantes.
La carne disponible habitualmente era ternera, con sabores suaves y monótonos que no aportan ningún matiz especial, ni en sabor, ni textura, ni aroma, dejando de lado la discutible calidad del producto.

Así surgió la idea de crear una tienda online para ofrecer y acercar a cualquier persona que quisiera comer las mejores y selectas carnes de vaca que se pueden probar.
Traídas directamente de Galicia y Portugal, donde están los mejores ejemplares, a su casa en pocos clics, sin tantos intermediarios. Eso se traduce en; Calidad superior, mínima espera y costes ajustados.

Y que esa carne sea de una vaca con cierta edad, madurada en seco tras un proceso totalmente natural, que realza su sabor de forma extraordinaria. Esto ya era complicado encontrarlo en la gran mayoría de carnicerías y mercados.

De forma online había algo, pero tras probar cada una de las carnes que se venden, vimos que el concepto “calidad” no era lo que primaba en casi ninguna de ellas.

Si hay tantas razas de vaca y cada una tiene unas características físicas y morfológicas diferentes, su carne sabe totalmente distinta, ¿por qué se vende carne de vaca sin más, sin saber nada más sobre ella?
Esa fue nuestra segunda inspiración, que el cliente pudiera seleccionar y degustar diversas razas, cada una con un sabor, textura, aroma, maduración y origen diferente, según lo que le gustara o le apeteciera probar. Porque no toda la carne es igual. Así que ofrecemos nueve razas de vaca, algo que nadie hace.

Si a eso le sumas cortes exclusivos diversos, con hueso, sin hueso, de diferentes partes del costillar, cortes a los que en España no estamos acostumbrados a comer, pero son un éxito en otros países a los que les encanta la carne, por fin podemos comer una carne de la máxima calidad con una serie de características que es difícil encontrar en otros lugares.

Así vimos en el animal más puro, el antepasado de la vaca/toro que pastaba de forma salvaje por Europa y tenía unos cuernos potentes, llamado uro, en latín auroch, el emblema de la carne de Aurocha.

Nuestro objetivo es ofrecer la carne más parecida a la del uro, ya que todas nuestras vacas tienen diferentes orígenes y características, pero todas ellas tienen una esencia salvaje, son seleccionadas de forma minuciosa, criadas de forma sostenible y alimentadas de pasto.

Ir arriba